Efecto Placebo.

Cómo mejorar el rendimiento de Windows

No hace mucho aprendimos a aumentar la velocidad de Windows con una unidad extraíble utilizando la herramienta ReadyBoost. En esta ocasión, vamos a configurar Windows para mejorar el rendimiento del sistema y así ganar rapidez en el ordenador. La combinación de las dos funciones te permitirá sacar más provecho y aumentar la productividad en el equipo.


Truco para acelerar el PC configurando la apariencia y rendimiento de Windows.


Agilizaremos el sistema quitando o modificando el comportamiento de los efectos visuales para aumentar la velocidad en Windows XP, Windows Vista, Windows 7, Windows 8 o Windows 10.

¿Qué quiere decir todo esto? Windows no se verá tan bonito pero irá más rápido.


Mejorar el rendimiento en Windows XP, Vista, 7, 8 y 10:

  1. Pulsa a la vez la combinación de teclas Win + Pausa.
  2. Clic en Configuración avanzada del sistema.
  3. Pestaña Opciones avanzadas y clic en el botón Configuración del apartado Rendimiento.
  4. Pestaña Efectos visuales y selecciona Ajustar para obtener el mejor rendimiento.
    De este modo desactivarás todos los efectos visuales, las animaciones y demás opciones que consuman recursos.
    (También puedes seleccionar la opción Personalizar para habilitar solo aquellos efectos visuales que quieras conservar).


Consejo: Podéis seleccionar personalizar y marcar únicamente las opciones Mostrar vistas en miniatura en lugar de iconos y Suavizar bordes para las fuentes de pantalla que os permitirá leer mejor y ubicaros en las carpetas gracias a las imágenes.

Sobre el autor

Alberto
Técnico informático apasionado de la tecnología y todo lo relacionado con la informática. Me gusta el senderismo y la fotografía. Escribo y comparto en EfectoPlacebo.com desde 2009. (Más sobre mí).